Las especiales circunstancias en que se ha iniciado este curso escolar (2020-2021), mediatizado por las medidas para la contención de la COVID-19, ha supuesto, como no podía ser de otra manera, un alto grado de indefinición sobre cómo abordar el Programa STARS en estas circunstancias. Esto ha hecho que, desde la DGT como entidad coordinadora, se haya actuado con prudencia en cuanto a su puesta en marcha, observando, eso sí, como sigue manteniéndose un alto grado de interés en el programa por gran parte del profesorado y de administraciones públicas. Estas circunstancias han hecho necesario, quizás más que nunca, convocar a todos los agentes implicados en STARS, de manera que pudiéramos determinar de qué forma, con qué ritmos y con qué acciones podemos impulsar el Programa en este tan especial curso escolar.

Fruto de esa reflexión conjunta, en el momento actual, se considera fundamental, y así lo validaron las casi 50 personas participantes en el “II Foro Local STARS” de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, dar un paso decidido en favor de la coordinación de los agentes que pueden intervenir en la mejora de los entornos y caminos escolares, generando espacios de encuentro y de trabajo colectivo y participativo, de manera que se puedan impulsar acciones de cambio más eficientes. Ese espacio es al que hemos denominado “Foros Locales de Movilidad Escolar Sostenible”. Una propuesta que contaba con la experiencia piloto desarrollada durante el cursos escolar 2019-2020 en los municipios de Tegueste y Candelaria.

 

Los Foros Locales de Movilidad Escolar

La llamada “Declaración de Bilbao. Hacia una movilidad urbana más sostenible” de 2019, emerge como un documento internacional que reúne los compromisos compartidos por gobiernos locales, instituciones internacionales, empresas privadas y centros académicos, con la intención de implementar modelos de movilidad urbana sostenible en nuestras ciudades. Su objetivo principal es recopilar los compromisos compartidos por diferentes actores con capacidad de impacto y transformación en favor de la construcción de modelos de movilidad urbana más sostenibles. En su artículo 1, sus firmantes se comprometen a “… crear espacios de diálogo y participación ciudadana con el fin de nutrir la toma de decisiones en materia de movilidad urbana. El sector privado, académico y organizaciones de la sociedad civil se comprometen, por su parte, a ser partícipes de este sistema de gobernanza”.

Este principio que inspira a la Declaración de Bilbao y la incipiente experiencia realizada durante el curso escolar 2019-2020 en los municipios de Tegueste y Candelaria, fundamentan nuestra idea de impulsar los Foros Locales de Movilidad Escolar: crear espacios de diálogo y de participación ciudadana es la mejor manera (por no decir la única) de conseguir una planificación de la movilidad que se ponga al servicio de escolares y de la ciudadanía en general, y donde se puedan dar avances significativos en el objetivo de vivir en entornos seguros, sostenibles y saludables.

 

Por qué los Foros Locales

La creación de estos Foros se propone como un proyecto transversal, educativo, comunitario y participativo. En sí mismo sería un proceso participativo, cuya viabilidad y éxito dependerán, en gran medida, de la capacidad de sus principales agentes para desarrollar un trabajo en equipo y articular medidas realistas y eficientes para mejorar la movilidad escolar.

Y habría de entenderse como un proceso liderado por las propias administraciones locales, independientemente del apoyo que otras administraciones o entidades le presten para su desarrollo. Este liderazgo municipal es fundamental, entre otras cuestiones, porque la mayor parte

de las acciones de mejora que precisan los entornos escolares son de competencia local, o bien pueden ser instadas por éstas a las administraciones superiores. También, la escala local propicia un mejor conocimiento de las realidades y de los agentes de cambio. Por último, la necesaria continuidad de estos procesos, que en ocasiones pueden suponer cambios que afecten a diferentes anualidades, hacen que sea la administración local quien mejor garantice la eficacia en la implementación de soluciones.

Para ello, estos serían los que entendemos como compromisos mínimos que se deberían asumir por parte de los ayuntamientos:

  1. Liderar el proceso para el desarrollo de los Foros, contando con la colaboración y apoyo de otras entidades públicas o privadas, que podrían sufragar parte de los costes.
  2. Involucrar al seno de la institución en el proceso, vinculando a responsables políticos y técnicos de las diferentes área afectadas. Es fundamental designar a una persona como “Coordinadora del Foro Local”, que sería la referencia para el resto de agentes.
  3. Involucrar a los centros educativos, que en muchos casos ya están implicados en estos procesos. Sugerimos que se trabaje con un mínimo de 2 centros (1 CEIP y 1 IES) y en función de los recursos, se amplíen a más centros en el mismo o siguientes cursos.
  4. Escuchar las propuestas de la comunidad educativa y las entidades ciudadanas para el desarrollo de acciones que mejoren la movilidad escolar.
  5. Implementar o auspiciar las mejoras urbanas factibles para conseguir entornos y caminos escolares seguros.
  6. Concienciar a la ciudadanía en general, sobre los beneficios de este tipo de acciones para la salud, para la seguridad y para el medioambiente, impulsando acciones y campañas que se dirijan a ello. Es importante también, difundir los beneficios de una mayor autonomía para la infancia y su proceso de aprendizaje.
  7. Gestionar e implementar las medidas de apoyo necesarias para producir las mejoras que proporcionen seguridad a los entornos escolares, que en ocasiones pueden tratarse de medidas puntuales o temporales, hasta poder producir cambios definitivos (apoyo de policía local, cortes del tráfico, etc.)
  8. Mantener la unidad de imagen del programa STARS en todas sus comunicaciones, así como la mención en ellas de los patrocinadores y colaboradores de este.

No obstante, como ya hemos venido observando, la administración local por sí sola no puede garantizar el éxito de los cambios en los modelos menos sostenibles o seguros. De tal manera que una de las principales tareas a abordar sea la de identificar a cuantos agentes locales podamos hacer partícipes de estos procesos.

Para ello, debe establecerse un compromiso de participación, especialmente en tres ámbitos:

  • compromiso de la administración municipal (como ya hemos visto antes) con el liderazgo del proceso y con una coordinación entre servicios municipales que eviten gestionar actuaciones públicas de manera aislada y optimicen los recursos con eficacia en la gestión, así como estudiar y atender los requerimientos de mejora que se extraigan de los Foros, condicionando su realización final a su viabilidad legal, técnica y económica;
  • compromiso de la comunidad educativa con la aportación de propuestas y la implementación de cambios educativos, dirigidos a la revisión de los hábitos, promovidos con la participación del profesorado, de los equipos directivos, del personal no docente y, sobre todo, con la participación de los y las escolares y de sus familias;
  • y compromiso de la ciudadanía haciendo aportaciones, cumpliendo con las normas básicas de convivencia, siendo respetuosa con el derecho de los peatones al disfrute del espacio público y posibilitando ayuda y seguridad a niños/as y jóvenes que lo soliciten.

 

Esta propuesta se concreta en la “Guía para el desarrollo de los Foros Locales de Movilidad Escolar Sostenible”, cuya elaboración ha sido coordinada por la DGT y apoyada por la Fundación MAPFRE Guanarteme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *